surfing-barahona.jpg Jose-Luis-Aquino-Surfing-in-Barahona-Dominican-Republic.jpg

Sobre las olas del sur

Una isla, una tabla y más de 70 playas para montarse sobre las olas. República Dominicana es un destino buscado y amado por surfistas del mundo entero. Esos espíritus libres que aspiran a volar sobre las olas bravas del Océano Atlántico o en camaradería con el Mar Caribe.

Entre las playas que se han ganado por mérito propio la preferencia de los surfistas encontramos varias en el sur dominicano que cada día retan a la adrenalina de sus visitantes.

Nuestras playas surf les exigen a los surfistas diferentes niveles de preparación y práctica deportiva. Existen playas buenas para los iniciados y todo tipo de surfistas, también las hay excelentes para niveles intermedios y avanzados de surf. Los Surfers más experimentados, profesionales y los denominados Kamikazes encontrarán, sin duda alguna, las playas ideales para ellos.

Los Patos

Hay un lugar en Barahona escrito en letras de oro en las agendas de los forofos del surf. Hablamos de la Playa Los Patos.

Escenario en 2013 del “Larimar Surfing Championship” que reúne las categorías de surf, bodyboard, SUP (provisional) y longboard. Además de pesca del pez león y demostraciones de parapente.
Pura energía.

Cómo llegar

Una vez que esté en Barahona, tome la Av. Casandra Damirón, gire a la derecha hacia la Av. Luperón, continúe por la calle Duarte, gire ligeramente a la izquierda hacia Av. Bahía y luego tome la avenida 44 dirección Enriquillo.

Sus bondades

Los Patos está catalogada como una playa de fondo rocoso. La forma y quiebra de sus olas son uniformes, incluso cuando el viento no es tan favorable. Además su ubicación frente al Mar Caribe le permite recibir las mareas o “swelles” provenientes del este sur-este. Los que han surfeado en ella afirman que las olas se deslizan de derecha a izquierda a una velocidad favorable para practicar surf y el oleaje se mantiene consistente durante todo el año.

Este balneario natural se forma en la desembocadura del río Los Patos que nace en la falda de una de las montañas de Paraíso. La playa es una de las más visitadas por los barahoneros y su fuerte oleaje hará vibrar sobre la tabla al más atrevido de los surfistas.

Playa San Rafael

Se encuentra enla carretera Barahona-Enriquillo y está considerada como una de las playas más hermosas del país y de las más visitadas. Con solo encaminarse hacia ella se dará cuenta de que el título le queda pequeño. Es el ejemplo más inmenso de fusión entre tierra, vegetación, mar y agua dulce.

Su superficie está cubierta de unas piedritas color blanco roto muy pulidas por la erosión producida por el fuerte movimiento de las olas. Precisamente su profundidad y fuertes olas son aquello que atrae a los surfistas.

 

Más opciones

Además de las dos mencionadas, la costa sur guarda más secretos para los amantes de los deportes acuáticos. Playa Bahoruco, con una belleza sin igual acoge la desembocadura de un río y está a tan solo unos 15 kilómetros de Barahona. Está considerada como uno de los mejores lugares para hacer surf por sus enormes olas y su adecuado viento. Entra en la categoría de rocosa por su fondo de mar.

Al igual que Playa Paraíso, llegar hasta ella a través de la carretera Barahona-Paraíso es un despertar a los increíbles dones que nos regala la naturaleza y en un momento dado piensas que no puede haber un azul más intenso y quieres fundirte con él, sea en un agradable baño o sobre sus eternas olas. Definitivamente Paraíso es el nombre perfecto.

Entra en la categoría de playa con olas que se mueven hacia la izquierda. Hablamos de La Ciénaga, cerca del pueblo homónimo y de las que más privacidad otorgan. También muy recomendable la playa pedregosa arenosa llamada Barranca y en la vecina provincia, Pedernales, descubrimos Playa Mosquea. Un lugar en el que se sentirá como invitado de la naturaleza y como buena anfitriona muestra sus encantos en su estado más puro. Queda al lado de la Playa San Luis y sus vientos sobrepasan los 80 grados.

Todas esperan para demostrar que sobre las olas del sur el mundo se ve de otra manera.

Playa-El-Quemaito.jpg the-beach.jpg

Choose your beach

El Quemaíto. Is at 9 km of the road from Barahona to Paraíso . Beautiful pebble beach and turquoise blue waters . Thanks to the reef that protects it from the waves, it lends itself to all public and its name means "little burn " is the reflection of heat that prevails there. This beach has no tourist structure located although typical food nearby. Its charm is magnified by a huge green mountain that surrounds and a coconut plantation.

The Saladilla. Between sand and mangroves, a little closer to the city of Barahona, in 4 km of the road to Paraíso . It is a lonely place without infrastructure for visitors and charming .

La Ciénaga. Beautiful small pebble beach in the village of La Cienaga . Its small reefs partially protect the waves and make it enjoyable for all public . Has no services or tourist structure .


Beaches, rivers and seaside.

San Rafael. Beach, river and town of the same name and form a beach on the road to Barahona - San Rafael with natural pools of fresh water, cold and crystalline river of the same name which is the only country to maintain the same speed for over one hundred years.
Which brings us some put away the fine gravel beach. And though its waves do not allow swimming at all, this is probably the most popular in the area and there are several local food and music options and a guarded parking.

Beach and seaside "Los Patos" It may be the shortest river in the world and its waters are extremely clean and cold. There lives a group of fish that moves between beigneurs bench.
The river flows a few meters away in the Caribbean Sea where the water is very deep with strong waves not recommended for swimming but ideal for experienced surfers. The view that part of the coast is spectacular and the beach offers a guarded parking and food kiosks and typical products of the region.

Villa Mirian. On the road from San Rafael, this enclave in the rainforest is a property of the Khoury family; there are beautiful pools fed by nearby sources, fully equipped to receive events.


Seaside La Chorrera Enriquillo. One kilometer before reaching the town of Enriquillo, turning right, there is una small natural pool whose water comes from the river. This space was prepared to receive visitors with toilets and food kiosks.

barahona9pj-2.png barahona-satellite.jpg

Bienvenidos a la perla del sur

Dicen los que saben que no hay amaneceres como los de Barahona. Y debe ser cierto porque quien llega a esta “perla del sur” se pregunta por qué la llaman así y al irse lleva la respuesta consigo en forma de amanecer. Un lugar por descubrir.

¿El nombre?

Se barajan varias posibilidades para el origen del nombre de esta provincia. Hay quien afirma que viene de las palabras “vara” y “ona” que los españoles usaban para medir, otros defienden la version de “Bahía Honda” que es como se conocía a la Bahía de Neiba en el pasado. Pero la opción más plausible es que proviene del apellido español Barahona que llegó junto con el descubrimiento en 1492.

 

Sus coordenadas

La Provincia de Barahona, ubicada en el suroeste de República Dominicana a unos 190 kilómetros de la capital, Santo Domingo, es una de las 31 provincias del país. Comienza en la Punta Martín García en el Valle de Neiba. Al sur la baña el Mar Caribe, al Oeste colinda con la provincia Pedernales, al norte con la Provincia Independencia y al Este, con Azua.

El ecoturismo es la gran apuesta de la provincia. Gracias a su geografía y clima acoge ríos, playas, lagos, montañas y hasta zonas desérticas, con una gran variedad de flora y fauna. Perfecto para los amantes de la naturaleza.

De plátano, café y sal

La región sur es eminentemente agrícola, actividad que combina con minería y ecoturismo, además posee un puerto industrial y una zona franca dedicada a la producción textil.

Entre las actividades principales de Barahona destacan la producción de caña de azúcar, plátano, café, sorgo, name y yautía. Es rica en diferentes frutas como piña, guanábana, mango, guayaba, chinola y naranja. Además la ganadería de leche, la pesca y la extracción de minerales como larimar, mármol, yeso, alabastro, kaolinite (para la producción de botellas), y materiales de construcción son otras fuentes de producción. Sin olvidar Las Salinas, donde se encuentra la mejor mina de sal del país. Y si no ha probado el café orgánico de Polo no ha estado en República Dominicana.Actualmente, el café verde de Barahona tiene el tercer lugar catado en expreso a nivel mundial.

 

La piedra azul

En Barahona existen la dos únicas minas de pectolita azul que existen en el mundo, concretamente al final de la Sierra de Bahoruco, en el este, a diez kilómetros del pueblo de Barahona. Esta piedra semi-preciosa, cuyo color baila entre azul, gris, turquesa y verde, fue descubierta en 1916 por el Padre Miguel Domingo Fuertes, quien la llamó larimar en honor a su hija, Larissa, y al mar. Hoy en día muchas familias trabajan en la extracción y en las artesanías en torno a esta piedra.

 

Ilustres barahoneros

Casandra y María. Belleza y talento. Barahona las vio nacer. María Montés fue una actriz que triunfó en Estados Unidos y Europa, cuyo nombre bautiza el Aeropuerto Internacional de Barahona. Casandra Damirón exportó el merengue y el folklor dominicano más allá de los mares, conquistando Europa, Estados Unidos y América Latina. Más ilustres llevan Barahona en la sangre, los escritores Sócrates Nolasco y Matías Ramírez Suero, el artista plástico Ramón Oviedo, el productor de televisión Milton Peláez, el compositor Jaime Shanlate y muchas otras personalidades.

 

Un sazón de mar

Una región que incluye entre sus secretos de cocina el coco guayado debe ser casi por obligación, sabrosa. El pescado y el marisco son la base de la gastronomía en la zona costera. Carite, dorado o colirubio preparados con coco y acompañados por unos ricos tostones y un moro de guandules. Recuerden que el plátano barahonero está considerado como uno de los mejores del país, pero las albóndigas de berenjena y las arepitas de yuca y de maíz no se quedan atrás. Y qué decir de una langosta, lambí, camarones, langostinos o cangrejos preparados al limón o guisados, coronados con un mangú o un plátano maduro asado. No se puede quedar el sancocho, cocido hecho con carne de res, gallina, chivo y cerdo o el asopao de camarones y la cacerola de chivo o de res.

Más cerca de la frontera con Haití encontramos platos hechos a base de harina de maíz como el chacá o el chenchén así como cocidos con carne de cerdo.

HPA5S78FD9bahia-de-las-aguilas1-a.jpg barahona_311044.jpg

Santa Cruz de Barahona

Conocida como Barahona, la capital de esta provincia homónima tiene el privilegio de estar en la costa del Mar Caribe, a unos 204 kilómetros de Santo Domingo. Considerada como el centro neurálgico de la zona, cuenta con la mejor infraestructura y servicios. Es además una de las ciudades más importantes de la isla, con un puerto de intensa actividad y un centro azucarero e industrial. De ella salen todas las rutas para conocer esta bella provincia.

Su arquitectura

La ciudad posee un rico patrimonio arquitectónico representado por una serie de edificios del estilo vernacular concentrados en las áreas urbanas más antiguas. Un estilo que funde como ningún otro la esencia indígena, española y Africana

Si va de visita a esta ciudad no se puede perder:

-       El Arco del Triunfo que da la bienvenida a visitantes y que fue construido durante la era de Trujillo.

-       La catedral Nuestra Señora del Rosario, edificada en 1948 en honor a la patrona al lado de la casa curial.

-       El Palacio Municipal, ubicado frente al Parque Central, fue construido en 1935. Posee una torre con un reloj que le da una estampa muy característica.

-       El Parque Central con su bella glorieta.



-       La iglesia antigua, construida en 1952, fue la primera en hacerse de block.

-       El Hotel Guarocuya que data de 1959, durante la era de Trujillo.

-       El Ingenio Azucarero, cuya construcción empezó en 1918, al mismo tiempo que la construcción del barrio conocido como El Batey, donde todavía se pueden encontrar casas de madera de los gerentes de entonces, con techos de dos lados montados sobre bases de pilas.

-       El edificio de los bomberos fue construido al comienzos del siglo XX.

-       Museo de Barahona Padre Miguel Fuertes. En laCalle Colón #53, conserva una colección de más de 3,000 piezas indígenas de la zona.

Sus playas

Playa del Malecón. Ubicada en el malecón de Barahona. Es una playa de arena con infraestructura para el visitante.

Playa del Hotel Guarocuya. Playa típica de esta ciudad, poblada de pescadores con puestos de venta de pescado y comida criolla. Arenas blancas, con una vista agradable hacia el mar por la presencia de los dos cayos de manglares al frente y del monte del Curro a la izquierda. Bonito paseo hacia la playa Saladilla, pero es un lugar solitario.

IMG_8178.jpg manglares-al-atardecer-en-la-laguna-de-oviedo-por-pedro-genaro1.jpg

Maravilla natural

En el corazón del mar

La paleta de colores que la Tierra muestra a ojos mundanos adquiere un significado especial en Barahona. Las tonalidades de azul que bañan su Mar Caribe no existen en otra parte del mundo y hasta el cielo observa celoso.

Sus playas, poseedoras de una belleza casi irreal, regalan una visual de la naturaleza en su momento más creativo.

Sol, arena y mar. Tres palabras que en Barahona hacen vibrar al visitante con imágenes y sentires que le dejarán huella. Tal y como afirma la reconocida actriz dominicana Nashla Bogaert en sus redes sociales: “Barahona es un sueño”.

La costa azul

A esta provincia del sur de República Dominicana se llega desde Santo Domingo por la carretera 44 que bordea lo que se conoce como Costa Azul. Un recorrido que no deja indiferente a nadie al fundir de la forma más impresionante la Sierra de Bahoruco con el Mar Caribe. Parece que con solo alargar los brazos se pudieran tocar montaña y mar al mismo tiempo en una comunión eterna. Juan Esteban, Bahoruco, Paraíso y Enriquillo son algunos de los pueblecitos pesqueros que se encuentran en esta costa. 
Sus playas presentan las texturas más variopintas: arena blanca, gravilla y piedras chatas. Todas playas únicas.