Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest

Diez minutos conduciendo hacia el este de la ciudad de Barahona, esta brillante playa de piedras blancas es la más segura de toda la provincia, ofreciendo un mar turquesa sin olas. Encontrarás varios puestos de comida y bebida, así como zonas con sombra si decides relajarte junto al agua. Se dice que el nombre de esta playa se originó de la arena y piedras calientes que pueden quemar tus pies si caminas descalzo por su panorámica orilla. Pero no te preocupes, hay una pasarela de madera desde el aparcamiento hasta la playa.